20 jun. 2013

Seguriber hizo dejadez de sus funciones en el Madrid Arena

El Operador De La Sala De Cámaras Del Madrid Arena Declara Que No Sabe Cuantas Hay Ni Como Funcionan


En una afirmación que ha dejado sin palabras a los presentes, el operador que revisaba las imágenes de las  cámaras de seguridad del recinto del Madrid Arena la noche de Halloween, ha declarado que desconocía su funcionamiento o el número de cámaras existentes en el recinto. Esta situación ha sido duramente criticada por los abogados de la acusación ya que, desde la sala de control se vigilaba la totalidad del complejo.
 Las declaraciones del testigo, manifiestan claramente que Seguriber hizo dejadez de sus funciones, al encargar del contro y manejo de las cámaras de seguridad a un empleado que apenas llevaba una semana trabajando para ellos. La declaración del testigo no deja lugar a dudas. Ha manifestado que no vio nada relativo a las avalanchas que costaron la vida a cinco jóvenes en la trágica noche.
  El abogado de la familia de Belén Langdom, ha declarado ante los medios a la salida de los juzgados que “era una persona que estaba de vigilancia pasiva, debería haber habido personal de Seguriber con los conocimientos suficientes, que le avisaran y le enfocaran las cámaras.”
Por otro lado, el letrado ha afirmado que le cuesta trabajo creer que un profesional contratado por la empresa Diviertt, organizadora del evento, para ser los ojos que controlaran el mismo, no viera en ningún momento una avalancha que duró treinta minutos.  Particularmente yo, no me lo creo, ha declarado el abogado.
En la misma línea se ha manifestado la abogada que defiende a la familia de Cristina Arce, que ha tachado de lamentable que la persona que debía velar por la seguridad desde el puesto de control, no sepa el funcionamiento de las cámaras ni el número o la distribución de estas.

UN DISPOSITIVO INSUFICIENTE E INEFICAZ

En otro orden de cosas tanbién ha declarado el Cabo de la Policía Municipal Juan Hurtado, que ha declarado durante aproximadamente una hora ante el Juez y las partes presentes en el proceso. Según Abdón Núñez, abogado de la familia Langdom, el cabo habría respaldado la declaración de Cándida Jiménez, la máxima responsable del dispositivo en la fatídica noche.
En los pasillos, el también abogado de las partes, Felipe Moreno, ha detallado que Hurtado ha señalado que el dispositivo le pareció “totalmente insuficiente”, al comprobar que solo disponía de doce agentes, por lo que se lo comentó a la responsable del dispositivo que pidió refuerzos, recibiendo como única respuesta que tenía que apañarse como pudiera. El letrado, ha hecho especial hincapié en que era la primera vez que agentes de la zona de Moncloa cubrían un evento en la Casa de Campo, ya que lo habitual era que se encargaran las Unidades Centrales de Seguridad (UCES).
El abogado del Ayuntamiento de Madrid, Luis Rodríguez Ramos,  ha criticado la auditoría encubierta que se está realizando de la gestión de la Policía Municipal, al tiempo que ha recalcado que el Cabo Hurtado “lo que ha declarado es que no se pidieron refuerzos porque el público estaba pacífico”
El Magistrado que lleva el caso ha avisado a las partes de que ve causa suficiente para abrir una pieza separada contra el Jefe de la Policía Municipal, Emilia Monteagudo y otros mandos policiales por la posibilidad de que hayan falseado los documentos que recogen la orden de cambio de los niveles de riesgo de la fiesta del Madrid Arena de medio a alto.

fuente...