26 jun. 2013

Sospechas en la adjudicación de la seguridad del Metro de Madrid


Tras varios meses de espera, Metro de Madrid ha seleccionado a las empresas adjudicatarias que se harán cargo de la vigilancia de las estacionesIntegral Canaria, que ha conseguido cuatro lotes; Ombuds, con dos, y las compañías Segur Ibéricia y Segurisa, con un lote cada una.
Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los sindicatos se plantean denunciar en los juzgados el proceso de adjudicación tras haber comprobado que una de las empresas falseó susdatos para poder optar a la subasta.
Tal y como explican a este confidencial, esta misma semana el órgano de contratación de Metro recibió una misiva, enviada por uno de los sindicatos de vigilantes, en la que aseguraban haber detectado irregularidades en los números presentados por la empresa Integral Canaria respecto al número de trabajadores.
Los sindicatos aseguran que la empresa Integral Canaria de Seguridad no tienen en Madrid los 700 empleados que afirmaba tener, de acuerdo a un documento sellado por la Unidad Central de Seguridad Privada de la Policía Nacional que no se ajusta a la realidad.
De acuerdo con los representantes de los trabajadores, la plantilla de dicha compañía en la capital asciende a 200 agentes de vigilancia. Han obtenido las cifras tras consultar varios registros de la Seguridad Social y comprobar varios censos de vigilantes jurados que tiene el sindicato a nivel interno.
Futuras acciones legales
La acusación que hacen a la empresa, que ha obtenido cuatro lotes en la subasta, pasa por un supuesto fraude para obtener mayor puntuación técnica en el concurso. Además, de acuerdo con documentación consultada por este confidencial, ha presentado a cinco lotes la oferta más baja respecto al resto.
Además de los sindicatos, algunas de las empresas implicadas en el asunto se están planteando iniciar acciones legales contra Integral Canaria. Las compañías que han pujado por los lotes han sido Ombuds, FCS, Segurisa y Segur Ibérica, aparte de Integral Canaria.
Desde 2012, Metro Madrid ha optado por sacar a subasta la vigilancia de las líneas de Metro, en lugar de hacerlo por concurso, para reducir costes. “Así ganan las plicas más baratas”, aseguran fuentes consultadas por ECA.

.