22 ago. 2013

Apaleado un vigilante contratado por unos vecinos de Salou


Uno de los dos vigilantes que custodian desde este mes una finca de 100 apartamentos situada en la zona de ocio más céntrica de Salou recibió en la madrugada de ayer una brutal paliza por parte de un individuo que intentaba entrar en el bloque de apartamentos. El vigilante, según han informado distintas fuentes, fue atendido en un centro hospitalario debido a la rotura de varios dientes y costillas, un hombro dislocado y otras heridas.
La comunidad de vecinos del número 26 de la calle de Carles Buïgas decidió contratar a finales de julio los servicios de una empresa de seguridad privada debido a la situación de inseguridad que padecían desde el inicio del verano y que se ha venido repitiendo en los últimos años. Se quejan de que frente al bloque merodea cada día un grupo de cinco individuos que trapichea con drogas y que utiliza uno de los apartamentos de la finca para guardar los estupefacientes.
Cuando los vecinos intentaron poner trabas a esta actividad, la respuesta de los supuestos delincuentes fue causar destrozos y amenazar a los residentes. La comunidad de vecinos aprobó contratar de una empresa de seguridad de Tarragona por un precio de 12.000 euros al mes.