26 mar. 2012

La Agrupación de Policias Locales de CCOO y los Sindicatos de Policía y Guardia Civil

La Agrupación de Policias Locales de CCOO y los Sindicatos  de  Policía y Guardia Civil recuerdan a sus afiliados que
 la huelga es un derecho que hay que garantizar

  •      Agrupació de Policia Local de CCOO (APL-CCOO)
  •      Agrupación Unificada de la Guardia Civil (AUGC)
  •      Sindicato Unificado de Policía (SUP)
Recordamos a nuestros afiliados que el derecho de huelga es un Derecho Constitucional que policías y guardias civiles están obligados a garantizar. APL-CCOO, AUGC y SUP recuerdan asimismo que los piquetes informativos, además de ser legales, son en ocasiones el instrumento necesario para aquellos trabajadores, que queriendo hacer huelga, se ven obligados a acudir a sus puestos de trabajo por presiones y amenazas.
La Agrupació de Policia de CCOO recuerda, que “no tener derecho legal a realizar huelga” no quiere decir que no podamos defender nuestros derechos. Se ha de convertir la huelga general en una huelga laboral y social: No comprando nada en los comercios que boicotenado la huelga abran ese dia, ni bares, ni bancos o cajas... Ni un solo euro para ellos!!!!!!!!!!
No se ha de denunciar (se ha de corregir verbalmente las infracciones que se observen). No a la realización de servicios extraordinarios (no a las horas extras).
Los servicios urgentes son nuestra prioridad (nada más que decir).
  
DEFIENDE LOS SERVICIOS PÚBLICOS
 NO LO DUDES,
¡¡¡MOBILIZATE !!!
APL, AUGC y SUP recuerdan que los piquetes informativos son legales
Las organizaciones mayoritarias en la las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad  son conscientes de que a sus compañeros se les exigirá sobre todo que garanticen el día 29 la accesibilidad al transporte público y la seguridad en los grandes centros comerciales. Por ello, piden a los compañeros y compañeras que tengan encomendada la seguridad en estos lugares cordura y flexibilidad. No entrar en provocaciones para no convertirse ellos mismos en los protagonistas de la jornada en los medios de comunicación. Y prudencia para que no sean al final, como ha venido ocurriendo en sus últimas actuaciones, en los chivos expiatorios de los verdaderos responsables, en definitiva los que, en último término, han dado las órdenes.