11 mar. 2013

El fraude baja en el metro pero aún se cuelan 3 de cada 100 pasajeros


Entrar en el metro sin pagar haciendo el trenecito (pasar pegado a la espalda de quien valida), sujetando las puertas o saltando las máquinas canceladoras como un incívico acróbata, entre muchas otras formas de picaresca, sigue siendo algo frecuente en la vasta red del suburbano. Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) puso en marcha hace tres años un plan intensivo contra unas prácticas que entonces alcanzaban nada menos que al 6,63% de los usuarios. El balance del 2012 ha reducido el volumen de quienes no pagan a menos de la mitad, al 3,09%, con una disminución de 0,36 puntos respecto al 2011. Es el tercer año consecutivo de descensos, pero aún sigue habiendo treslistos por cada cien usuarios.
zoomUn hombre pasa, sin validar billete alguno, por debajo de un torniquete de la estación de metro de Jaume I de la L-4, ayer.
Un hombre pasa, sin validar billete alguno, por debajo de un torniquete de la estación de metro de Jaume I de la L-4, ayer. FERRAN NADEU

En los autobuses, en cambio, el fraude creció el año pasado hasta el 2,71% según los datos facilitados ayer por TMB, 0,56 puntos más que en el 2011. Marc Dargallo, jefe de estudios de la operadora, dijo que este repunte está relacionado con las jornadas de huelga realizadas en octubre por los conductores, el mismo mes en el que se hizo el estudio. La coincidencia de los paros parciales con seis de los 10 días en los que el equipo de observadores hizo el trabajo de campo de los infractores explicaría el aumento.

.