27 dic. 2011

Aproser prepara el espectáculo


La facturación de la seguridad privada en España cae un 4,5% en 2011

   La facturación de la seguridad privada en España en 2011 ha sufrido una caída del 4,5% respecto al ejercicio económico de 2010, en el que se facturaron 3.386 millones de euros, según estimaciones contenidas en el 'Estudio Económico 2011', presentado por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser).
   El citado estudio, señala que esta nueva caída, sumada a los sucesivos descensos en la actividad del sector desde el comienzo de la crisis, refleja una bajada total cercana al 15% y sitúa la facturación total en niveles del 2006. Además se puede observar que los tres pilares del sector -vigilancia, sistemas de alarmas y transporte de fondos- han continuado su descenso.
   La caída más pronunciada en 2010 se corresponde con sistemas y alarmas que, con un total de 892 millones de euros facturados, tuvo una bajada del 9,1%, mientras que transporte de fondos cae un 3,25% y facturó 301 millones de euros. La vigilancia, el segmento más importante al representar cerca del 65% de la facturación total, ha experimentado una variación interanual del -2,05% y su facturación total en 2010 fue de 2.193 millones de euros.
   Asimismo, el informe analiza otros aspectos que reflejan la situación laboral y social del sector, en el que se estiman que trabajan activamente cerca de 90.000 vigilantes de seguridad, la mayoría de los cuáles (85%) tiene contrato indefinido frente a sólo un 15 % que tiene contrato temporal. En este momento, según Aproser, la mayor preocupación de las empresas del sector, y su objetivo, es mantener los puestos de trabajo.
   La rotación anual disminuye con respecto a años anteriores y se sitúa en un 24%, una cifra muy inferior al 40% de 2007. Se aprecian también variaciones en el tiempo medio de servicio, que aumenta en el caso de los vigilantes (8,7 años) y disminuye en los trabajadores de estructura (10,6 años).
   Respecto a la procedencia de las contrataciones, las del sector privado mantienen su dominio frente al sector público, con una proporción del 76% frente al 24%. Por segmentos de demanda, los que más requieren servicios de seguridad privada son: el comercio, las entidades financieras, las administraciones públicas, las infraestructuras de transporte y la industria y energía.
   España cuenta en la actualidad con un total de 1.538 empresas de seguridad privada, según datos de la Unidad Central de Seguridad Privada.

fuente...