9 mar. 2013

Interior multa a Torrevieja por permitir que una empresa sin licencia vigile sus edificios


Imagen del Centro Cultural Virgen del Carmen, vigilado por la empresa sin autorización.

La mercantil es propiedad del hermano del edil de Policía, Eduardo Gil, y se ha beneficiado de contratos directos con el Ayuntamiento por 649.000 euros desde 2007

El Ayuntamiento ha recibido en los últimos días dos comunicaciones firmadas por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en la que pone en conocimiento del alcalde, Eduardo Dolón (PP), la resolución de dos expedientes sancionadores por faltas graves, que llevan aparejados cada uno una multa de 3.000 euros.
 El regidor ha asumido los hechos y ni siquiera ha alegado contra una sanción que se cargará al erario municipal. Los dos expedientes se abrieron la noche del 23 al 24 de febrero de 2012 por agentes adscritos a la Unidad Territorial de Seguridad Privada de la Comisaría Provincial. 
El primero de ellos, en el Museo del Mar y de la Sal, sobre las 23.45 horas del día 23. Los agentes observaron que un empleado uniformado de esta empresa realizaba labores de vigilancia del submarino y controlaba el sistema de cámaras durante un horario nocturno de diez horas. 
El empleado declaró a los policías que su función "era avisar" a la Guardia Civil en caso de observar algún problema de seguridad. En el acceso al lugar, se explica, un letrero anunciaba la presencia de "vigilantes". 
El segundo expediente sancionador, a continuación de éste, se incoó sobre las 01.0 horas del día 24 en el Centro Cultural Virgen del Carmen de Torrevieja. En este recinto municipal comprobaron que una empleada uniformada de Medi Sercon estaba al cargo de la vigilancia del edificio de cuatro plantas, incluido el sistema de videovigilancia de 12 cámaras y que controlaba el acceso a la sala de estudio, con un horario de diez horas, desde las 22 a las 8 horas. 
La vigilante que estaba realizando esas labores de seguridad, "carecía de la habilitación necesaria", dice el expediente, y la empresa para la que trabajaba no "está inscrita en el registro de empresas de Interior", según concluye la resolución a la que ha tenido acceso INFORMACIÓN. En el registro del Ministerio al que se refiere dicho informe solo pueden incluirse determinadas empresas que cumplen con unos requisitos legales determinados. Esta empresa contaba hasta hace unas semanas, ya que ha cerrado, con 17 empleados en nómina y con un volumen de negocio cercano a los 400.000 euros anuales.