22 may. 2013

Policía Nacional y Vigilantes de Seguridad hicieron más de 60.000 actuaciones conjuntas en 2012



La Policía Nacional y las empresas de seguridad privada colaboraron en 2012 en 63.282 actuaciones -un 8,6 por ciento más que en 2011-, y desde enero de 2012 hasta hoy la Policía ha llevado a cabo 14 operaciones en las que ha detenido o imputado a 300 personas por incumplir la Ley de Seguridad Privada.
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha ofrecido estos datos en el acto de celebración del primer Día de la Seguridad Privada, en el que el Cuerpo Nacional de Policía ha hecho entrega de doscientas menciones honoríficas a miembros de la seguridad privada que han destacado en el cumplimiento de sus funciones y por su especial colaboración con el Cuerpo.
Cosidó ha subrayado que más de quinientas entidades de la seguridad privada se han sumado ya al Plan de Colaboración Red Azul con la Policía Nacional.
El año pasado esta colaboración se materializó en 63.282 actuaciones entre ambas partes, un 8,6 por ciento más que en 2011.
Además, la Unidad Central de Seguridad Privada de la Policía Nacional ha desarrollado en 2012 y en los cuatro primeros meses de 2013 catorce operaciones para combatir prácticas delictivas en el ámbito de la seguridad privada, como simular que se tiene una empresa de seguridad sin haberla homologado o que se es vigilante de seguridad sin haber pasado la prueba correspondiente.
Así fueron detenidas o imputadas trescientas personas por delitos de falsedad documental, intrusismo, revelación de secretos, cohecho, delitos con la seguridad social, contra los derechos de los trabajadores, blanqueo de capitales, coacciones o tenencia ilícita de armas, entre otros.
Durante este acto, el director general de la Policía ha felicitado a los escoltas privados por el servicio que prestan desde el año 2000 protegiendo a autoridades y otras personalidades en el País Vasco y Navarra, que según ha dicho “contribuyen de forma muy decisiva a la defensa de la libertad y la democracia en España y a la derrota del terrorismo que todos ansiamos”.
Cosidó ha destacado que “la seguridad privada, como complemento de la seguridad pública, se ha convertido en un actor principal en la prevención del delito y la protección de personas y bienes”.
Actualmente existen 1.490 empresas autorizadas que realizan funciones de seguridad privada, de las que un 80 por ciento se dedican a la actividad de instalación y mantenimiento y el resto a labores de vigilancia y protección o relacionadas con centrales de alarmas.
El número de personas habilitadas asciende a 214.049, tras 12.388 registradas en 2012, y actualmente hay alrededor de 85.000 vigilantes de seguridad trabajando, de los que el 85% son hombres y el resto mujeres.


.