30 oct. 2014

El sindicato de prisiones y también AUGC denuncian condiciones laborales «escandalosas»

El sindicato de prisiones y también AUGC denuncian condiciones laborales «escandalosas» en La Torrecica, con turnos de 12 horas



El mes que está a punto de concluir va a ser el primero del nuevo servicio de vigilancia exterior prestado por empresas privadas en los centros penitenciarios españoles, una medida que también afecta a la prisión albacetense de La Torrecica, y que ya recibió las críticas de los sindicatos y asociaciones profesionales. Cinco semanas después de que comenzara la presencia de los vigilantes en el perímetro de la cárcel, las mismas organizaciones opuestas a la medida inciden en sus argumentos, a tenor de las condiciones laborales que han observado durante estos días. Así lo aseguraban desde el sindicato de prisiones Acaip-USO, cuyo delegado en La Torrecica, Luis Bayo, indicaba que están viendo «condiciones escandalosas» en la plantilla de vigilantes privados, «un disparate», aseguró.

Acaip ha hecho además sus cálculos, tras acceder a los documentos de la mesa de contratación que adjudicó los contratos de vigilancia, y cifra en 640.000 euros el coste anual para La Torrecica de este servicio de vigilancia.

Bayo recordaba que los 67 centros penitenciarios se han repartido en cuatro lotes, y el lote que incluye a las prisiones de Castilla-La Mancha  ha correspondido a la empresa Ombuds, «con un coste anual de unos 7,67 millones». El delegado de Acaip señaló que lo visto estas semanas es suficiente prueba de que no hay un servicio mejorado al que prestaban hasta ahora en solitario las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.  «Las condiciones laborales a las que someten estas empresas a los trabajadores aquí en Albacete son extremas; trabajan 240 horas mensuales  en  dos turnos diarios de 12 horas cada uno, por lo que están empresas están obteniendo suculentos beneficios». Luis Bayo añadía que, mientras esto ocurre, la seguridad en el interior de La Torrecica «está disminuyendo dramáticamente», tanto para los funcionarios como para los internos, porque «no se cubren las jubilaciones, ya que el Gobierno apenas convoca plazas de funcionarios». El delegado de Acaip-USO subrayaba la oposición a la «privatización» del servicio «desde el principio, porque la seguridad exterior es parte de la Seguridad del Estado y como tal no puede quedar en manos de empresas privadas».

 Tampoco a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) gustó la medida aplicada por el Gobierno, y tampoco en Albacete. El secretario provincial de la asociación, Agustín Clemente, señaló que «se nos está ocultando información porque se nos habló de que iba a ser un servicio complementario de la Guardia Civil». Clemente dijo que los agentes ven ahora cómo se refuerza un servicio que «era el adecuado y era bueno según nos decían en la negociación, cuando pedíamos mejorarlo». El dirigente de AUGC dijo que ahora «dan 40 millones de euros a las empresas privadas, y para los guardias civiles  ni un euro para incentivos, ni horas extra ni productividades; nos pagan 0,75 euros por hora nocturna, y 1,25 euros por hora de festivo; nos quedamos estupefactos».

El secretario provincial de la asociación de guardias civiles indicó que hay «preocupación» porque en la unidad de la cárcel de la Comandancia «se producen vacantes que no se cubren; de unos 80 que éramos hace unos años ahora somos en torno a 50». Clemente indicó que han podido comprobar que ahora hay menos agentes en la vigilancia de La Torrecica, y a la vez «hay unos seis vigilantes en turnos de 12 horas, lo que supone pagar horas extra que a nosotros se nos negaban», todo ello «con dinero público»


.